Se encuentra usted aquí

Responsabilidad Social

Proyecto de entrenamiento para practicantes

Toni Torres Enlaces Estratégicos sostiene un convenio con varias universidades del país, entre ellas  la Universidad Autónoma de Baja california y el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey,  por medio del cual recibe en su agencia a estudiantes Mercadotecnia y Comunicación para adquirir conocimientos  y desarrollar experiencia profesional en el campo y a su vez llevarse grandes aprendizajes y experiencias para su vida personal y profesional.

100% Actitud ¡La Llave para la Vida!®

Toni Torres conduciendo programa 100% Actitud, La llave para la vida

Toni creó y condujo por más de dos años el programa de televisión “100% Actitud, La llave para la vida ®” con el fin de  destacar la importancia de las actitudes y acciones positivas para lograr cambios en la sociedad en la que vivimos.

Como parte de su compromiso social y con el fin de difundir experiencias de vida inspiradoras, creó y condujo por más de dos años el programa de TV 100% Actitud ¡La Llave para la Vida!® que logró sembrar en miles de personas una transformación en su actitud.

Fundación Castro Limón

Fundación Castro-Limón Logo

Desde hace varios años, Toni desempeña la función de tesorera para la Fundación Castro Limón, que tiene como objetivo ofrecer a los niños con cáncer una esperanza de vida, en el Centro Oncológico Pediátrico de B.C., (COP). Además, Toni ofrece asesorías a la institución sobre recaudación de fondos y participa como enlace entre ésta y distintos talentos, con el fin de incrementar su proyección a nivel nacional.

Jaime Jaramillo

Papá Jaime

Proyección de Conferencista

Orgullosamente compartimos nuestro caso de éxito de Jaime Jaramillo “Papá Jaime” autor del Best Seller  “Volver a lo Básico”.

En el año 2006 Toni recibió en sus manos el libro “Volver a lo Básico” fue tal su impacto que buscó a su autor para organizar con el una serie de conferencias en BC para que la gente pudiera contagiarse de esta filosfofía de vida a pesar de que nadie había escuchado el nombre de “Papá Jaime”.